centros comerciales
Como parte de la reactivación económica, se permitió la reapertura de centros comerciales desde mediados de junio. | Fuente: Andina

A partir de esta semana se establecerá una inmovilización social obligatoria los domingos, debido al incremento de casos de COVID-19 en el país.

Ante esta decisión del Gobierno, algunas actividades empresariales como los centros comerciales no podrán funcionar el día de la restricción.

El director de la Asociación de Centros Comerciales y de Entretenimiento del Perú (Accep), Juan José Calle, indicó que esta disposición que impacta al sector en un 15% de las ventas en locales comerciales.

Pero, señala que con esta restricción es posible que los lunes y sábados se genere mayor tráfico de gente en los supermercados. Además, indicó que deberían considerarse medidas más focalizadas.

"Todavía hay espacios donde (las iniciativas) no se cumplen. (Se debe) empezar un trabajo de fiscalización y que, aquel que no cumpla (con lo dispuesto), no pueda operar", señaló al diario El Comercio.

Por su parte, Leslie Passalacqua, presidenta del Gremio de Retail y Distribución de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) señaló que las medidas deberían ser solo para reuniones sociales y no para el comercio que recién se está reactivando.

La representante de la CCL indicó que actualmente la afluencia en los centros comerciales es baja y que en julio las ventas no representaron ni el 40% de lo que se obtuvo en el 2019.

Entre las medidas que considera, deberían tomarse para garantizar la continuidad de operaciones, están recurrir a una base de datos sobre los clientes de la empresa e impulsar el uso de la web para las ventas.