Congreso denunciará constitucionalmente a exministro Luis Carranza

Comisión Permanente del Legislativo tomó esta decisión pues considera que el ex titular de Economía y Finanzas no habría cumplido con reestructurar la deuda agraria a favor de los productores agrícolas.
foto: EFE

La Comisión Permanente del Congreso acordó denunciar constitucionalmente al exministro de Economía y Finanzas, Luis Carranza Ugarte, por supuestamente haber incumplido la aplicación de la Ley 19264, que disponía reestructurar la deuda agraria a favor de los productores agrícolas.

La decisión fue tomada con 11 votos a favor y 9 en contra, sin abstenciones, luego de desestimar el informe final elaborado por la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, que proponía archivar la denuncia por presunta infracción a los artículos 103 y 109 de la Constitución y la supuesta comisión del delito de omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales.

El informe de archivamiento, sustentado por el congresista Fernando Andrade, señalaba que el ministro se había visto impedido de aplicar la ley por falta de presupuesto, lo que fue subsanado mediante un decreto de urgencia dictado posteriormente.

Esos considerandos fueron objetados, inicialmente, por Daniel Abugattás, quien recordó que la misma ley proponía aplicar bonos del Tesoro Público, por lo que su no aplicación “fue un capricho” del ex titular del MEF.

A su vez, el congresista Javier Bedoya afirmó que si el exministro no estaba de acuerdo con la norma pudo haberla observado, cosa que no ocurrió.

Tampoco prosperó un pedido del gobierno de anterior para que el Tribunal Constitucional declarara inconstitucional la referida ley, ya que no logró el número de votos necesarios que se requería para ello.

El congresista Javier Velásquez  refirió que Carranza Ugarte no cumplió con la aplicación de la ley porque la reestructuración de la deuda agraria no estaba programada y se trató de evitar un gasto al Estado en plena crisis financiera internacional. Dadas esas condiciones, añadió, se decidió esperar el momento propicio para aplicarla.