REUTERS

La Reserva Federal de Estados Unidos decidió este jueves no subir su tasa de interés de referencia, del rango de 0% a 0,25% en el que permanece desde la crisis financiera del 2008.

El banco central de EE.UU. dijo que una serie de riesgos globales, la volatilidad de los mercados estadounidenses y otros factores lo convencieron de postergar la que habría sido la primera alza de tasas en casi una década.

"La actividad económica se está expandiendo a ritmo moderado", señala Janet Yellen, presidenta de la FED en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

Asimismo agregó que la inflación de la primera economía del mundo sigue debajo de sus rangos, por lo que no es una preocupación actual.

"Recientes acontecimientos globales económicos y financieros podrían restringir de alguna manera la actividad económica y probablemente pongan más presiones a la baja a la inflación en el corto plazo", dijo la Fed en su comunicado de política monetaria al concluir un encuentro de dos días.

No obstante, la autoridad monetaria mantuvo su sesgo hacia un alza de tasas en algún momento este año, al tiempo que recortó su panorama de largo plazo para la economía.

Cabe resaltar que un sondeo de Reuters a 80 economistas, 45 dijeron que la Fed mantendría sus tasas de interés referenciales entre cero y 0.25%, aunque 35 esperan un alza.

Cabe resaltar que este año aún quedan dos reuniones (en octubre y en diciembre) del Comité de Mercado Abierto de la Fed, encargado de la política monetaria de la primera economía del mundo, donde se podría decidir el alza de esa tasa clave para el mundo entero.

Impacto en Perú

Según los analistas, si la Fed hubiese optado aumentar sus tasas este jueves, en el Perú se incrementaría la volatilidad del dólar y los créditos en esa moneda podrían encarecerse.

Al término de su reunión de dos días, la FED elevó las previsiones de crecimiento de EE.UU. ligeramente hasta el 2,1 % este año, frente al 1,9 % pronosticado en junio, y rebajó las de 2016 al 2,3 %, comparadas con las del 2,5 % de hace tres meses.

RPP/REUTERS