El banco central estadounidense espera que el desempleo sea un poco más alto este año, que la inflación disminuya y el crecimiento económico también. | Fuente: REUTERS

La Reserva Federal (Fed) mantuvo este miércoles sin cambios las tasas de interés en Estados Unidos, entre el 2.25% y el 2.5%, a la vez que señaló que las perspectivas de crecimiento económico se han debilitado.

Postura monetaria

"El crecimiento económico se ha ralentizado de su sólida tasa registrada en el último trimestre del pasado año", según el comunicado de la Fed emitido al término de su reunión de política monetaria de dos días.

En concreto, el banco central de Estados Unidos rebajó las perspectivas de crecimiento al 2.1% este año, frente al 2.3% proyectado en diciembre, así como las de inflación al 1.8%, comparado con el 1.9% previo.

"Los ganancias en el mercado laboral han sido robustas, de media en los últimos meses (...) La inflación general ha declinado, aunque si se excluye la comida y la energía, está por debajo del 2 % anual", agregó la nota del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés).

Ralentización del crecimiento

El organismo insistió en que el panorama económico aconseja continuar con el enfoque "paciente" a la hora de continuar con la gradual plan de subida del precio del dinero.

La economía estadounidense mantiene su solidez, con una tasa de desempleo en febrero del 3.8%.

No obstante, los negocios de Estados Unidos crearon en febrero la menor cantidad de puestos de trabajo nuevos de los últimos 17 meses, 20.000, lo que expertos consideraron como la última señal de una desaceleración más amplia de la economía del país.

De hecho, el primer cálculo de crecimiento económico de Estados Unidos en 2018 fue del 2.9%, el mayor ritmo desde 2015.

Por su parte, la inflación está controlada en torno a la meta anual marcada por el propio banco central estadounidense, del 2% anual.

EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?