Turismo
La Canatur espera que en el 2023 el sector turístico pueda lograr su reactivación y alcanzar las cifras que se tenían previo al coronavirus. | Fuente: Andina

Ante las celebraciones por Fiestas Patrias el próximo miércoles 28 y jueves 29 de julio serán feriados para los trabajadores peruanos. Sin embargo, el viernes 30 de julio aún continúa siendo un día normal de labores, lo que impide que sea un feriado largo.

Por ello, el presidente de la Cámara Nacional de Turismo del Perú (Canatur), Carlos Canales, pidió que el nuevo Gobierno de Pedro Castillo establezca el próximo viernes como feriado para impulsar la reactivación económica.

“Estamos pidiendo que el 30 de julio se declare feriado. De esta forma, se podrá generar, por primera vez, esperamos que esta sea la primera medida del presidente, un puente largo que no lo hemos tenido en más de 18 meses”, dijo Canales a un medio local.

La iniciativa busca que más turistas puedan movilizarse al interior del país, contribuyendo a los negocios de turismo que aún se mantienen en pie tras la pandemia.

“Todo el Perú está con descuento. Vivimos en una burbuja pensando traer siempre turistas extranjeros, pero el gran mercado, que somos nosotros, el turismo doméstico, está a disposición”, agregó Canales.

Para este año se espera que los feriados de Fiestas Patrias movilicen a 300,000 viajeros al interior del país, lo que generaría US$ 100 millones. Sin embargo, las cifras se alejan bastante de lo que se tenía previo a la pandemia.

Antes, por las celebraciones de Fiestas Patrias, se movilizaban cerca de 1.5 millones de turistas al interior y generaban unos US$ 250 millones.