informador.com.mx

Pese al difícil panorama que se le viene a los países de América latina y el Caribe por la caída de los precios de las materias primas y el encarecimiento – paulatino – del crédito, el Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó que todavía hay espacio fiscal para mantener los programas sociales.

Según explicó el Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en la región “hay muchos espacios fiscales” que podrían ocuparse para mantener el equilibrio sin afectar lo conseguido en el ámbito social.

Indicó que uno de ellos son los subsidios energéticos: los países de la región en promedio gasta el 4% de su PBI para subsidiar los consumos de petróleo y gas.

“Una parte de estos subsidios beneficia al 10% de la población más pudiente de la región. Si focalizáramos bien estas subvenciones podríamos utilizar los ahorros generados para ajustar las finanzas públicas sin suprimir políticas sociales”, anotó tras exponer su estudio Perspectivas Económicas para Latinoamérica en las instalaciones del Banco Central de Reserva.

Por otro lado destacó que nuestro país junto a Colombia deben ser las dos naciones que mantendrían este año tasas de crecimiento “bastante elevadas”, y que Perú es el país que posee  las mejores condiciones en la región para soportar un colapso económico.

Señaló que el consumo privado en el Perú se mantendrá sólido por lo que será el motor del crecimiento económico peruano, respaldado por bajas tasas de desempleo.

Cabe resaltar que el FMI prevé que crecimiento de la producción nacional en 5,5% en el 2014 y en 5,8% en el 2015, y que la inflación será de 2,3% en el 2014, y 2,0% en el 2015.

Desaceleración
El funcionario del FMI advirtió que el crecimiento del PBI del Perú y de otros países exportadores de materias primas se verá más afectado en los próximos años por el menor crecimiento proyectado para los precios de las materias primas.

Incluso, mencionó que si los precios se mantuvieran en los niveles actuales, el crecimiento anual promedio del PBI en los siete exportadores de materias primas de América Latina y El Caribe, sería de aproximadamente 0,9 puntos porcentuales menor que en el período 2012–13, y 1,3 puntos porcentuales menor que durante el boom de las materias primas.