El Gobierno no ha creado un impuesto a la herencia sino que ha corregido una situación irregular que permitía reducir los tributos que se pagaban por las ganancias de las ventas de los bienes heredados, afirmó Walker Villanueva , abogado tributarista del Estudio Ferrero.

Explicó que la anterior norma señalaba que cuando se recibía bienes en herencia o donación, el donante tenía la posibilidad de valorizar la donación, y que esa valorización sirva como costo para una enajenación (venta) en el futuro y solo se tributaba sobre la ganancia.

“El donante podía decir, bueno este bien se está donando a un valor de 800, por lo tanto quien recibía la donación lo recibía a 800, si uno enajenaba a futuro y lo vendía en 1,000, tenía una ganancia de 200 y tenía que pagar impuestos por los 200”, señaló en RPP Noticias.

Detalló que la nueva norma dictada por el Ejecutivo, en el marco de la reforma tributaria, establece que la donación o herencia no tiene un costo tributario, es decir su valoración es cero, pero cuando el heredero o beneficiario la venda,  deberá tributar por la totalidad del monto final.

“No creo que se trate de un impuesto a las herencias, lo que está haciendo el fisco me parece que es algo natural, está señalando que en el caso de las donaciones, el que es favorecido con una donación para el futuro, no tiene un costo tributario”, indicó.

Villanueva dijo que con la normatividad anterior, “las partes fijaban en la escritura de donación (el precio del bien), lo cual permitía reducir los impuestos”.

“Yo creo que deberías pagar por todo (el monto) porque tú como heredero no tributas por lo que recibes, entonces mal haría la norma en reconocerle un costo tributario (a la herencia), lo que estás haciendo es corregir esa situación irregular”, refirió.