Donald Trump
Las declaraciones del mandatario estadounidense originaron que e valor de la empresa Apple bajará levemente. | Fuente: EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este viernes a Apple con imponer aranceles a los componentes de su computadora de gama alta Mac Pro, el más caro de los producidos por la compañía, si finalmente decidiese trasladar a China su fabricación.

"Apple no recibirá exenciones o alivio por los componentes del Mac Pro que se fabriquen en China. ¡Háganlas en EE.UU., no hay aranceles”, manifestó a través de Twitter el mandatario!

Justo después del mensaje de Trump, el valor de Apple bajó levemente en el índice Nasdaq, donde cotizan los principales grupos tecnológicos. Según reveló en junio el diario The Wall Street Journal, Apple planea trasladar de EE.UU. a China la fabricación de su ordenador Mac Pro, pese a la guerra comercial entre las dos potencias.

De acuerdo con el rotativo neoyorquino, que citó "fuentes conocedoras de los planes" de la empresa, Apple ha elegido al contratista chino Quanta Computer Inc. para producir el nuevo Mac Pro en una de sus plantas en Shanghái próxima a otras fábricas que ya crean productos para la firma.

La empresa ha decidido trasladar la fabricación de la Mac Pro en un momento de máxima tensión comercial entre EE.UU. y China y pese a la posibilidad de que se incrementen los aranceles.

Por eso, ya en junio, la compañía que dirige Tim Cook pidió por carta al Gobierno de EE.UU. que no aplique nuevos aranceles a las importaciones de China, ya que afectarían a productos como los teléfonos iPhone, las tabletas iPad, los ordenadores Mac, los auriculares AirPods y los reproductores digitales AppleTV. En la misiva, dirigida al representante de Comercio Exterior de EE.UU., Robert Lighthizer, Apple le pidió directamente que "no imponga aranceles sobre estos productos".

La Guerra Comercial

Washington y Pekín se sumergieron en una guerra comercial en 2018 que llevó a Trump a imponer aranceles sobre todos los bienes chinos importados anualmente a EE.UU., por valor de US$ 300,000 millones; mientras que el Gobierno del presidente chino, Xi Jinping, hizo lo propio con productos estadounidenses valorados en US$ 60,000 millones.

En la reciente cumbre del G20, en junio, Trump y Xi acordaron una tregua comercial, por lo que desde entonces no han impuestos más aranceles, aunque siguen vigentes los que ya decretaron.

Agencia EFE.