Unión Europea restringiría ingreso de autos de Estados Unidos. | Fuente: AFP

La Comisión Europea (CE) aseguró este martes que tiene preparada una lista con represalias por valor de 35.000 millones de euros si Estados Unidos aplica finalmente aranceles a las importaciones de vehículos de la Unión Europea.

"Si hubiera aranceles, tendríamos una lista para reequilibrar, ya está básicamente preparada, valorada en 35.000 millones de euros. Espero que no la tengamos que utilizar", declaró la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, durante una comparecencia ante la comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara.

La política sueca añadió que el club comunitario no aceptará "ningún comercio dirigido, cuotas o restricciones voluntarias de exportaciones".

El pasado 17 de mayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, decidió postergar por seis meses su decisión sobre la imposición de aranceles a la importación de vehículos con que había amenazado a la UE y a Japón.

"Damos la bienvenida a la decisión de Estados Unidos de no imponer todavía aranceles a los coches y componentes de coches, pero, por supuesto, la simple noción de que los vehículos europeos pueden ser una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos es, por supuesto, absurda", subrayó Malmström en referencia al argumento que da la Casa Blanca para aplicar la medida.

Sobre el plan de negociar con Washington un acuerdo comercial limitado que cubra los bienes industriales, la comisaria admitió que las conversaciones no han comenzado porque Estados Unidos exige que también se contemple la agricultura.

No hay negociación

"Ahora mismo no hay negociaciones sobre el acuerdo limitado de bienes industriales porque Estados Unidos (...) ha dicho que no entrará en las conversaciones si la agricultura no forma parte de ellas", explicó, y subrayó que la UE no tiene un mandato para negociar un pacto comercial sobre bienes agrícolas.

Recalcó que la agricultura es "una línea roja" para la UE y que, por lo tanto, no ha pasado "nada" en ese ámbito.

Los países de la Unión Europea respaldaron en abril la apertura de conversaciones con Estados Unidos para lograr un acuerdo de comercio centrado en la eliminación de los aranceles a los productos industriales, un pacto de un alcance mucho menor que el TTIP, abandonado tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Los Estados miembros dieron entonces su respaldo al mandato de negociaciones propuesto por la Comisión Europea el pasado enero para abrir unas negociaciones que incluirán al sector del automóvil pero no la agricultura.

Malmström también manifestó su esperanza de que se pueda poner fin al conflicto que ambos bloques mantienen desde hace quince años por las ayudas públicas a las empresas Airbus (europea) y Boeing (estadounidense).

"Esperamos que podamos cerrar este capítulo en nuestra relación", dijo.

El Gobierno de Donald Trump propuso en abril la imposición de aranceles a una lista de productos de la UE en la que destacaban las aeronaves Airbus y componentes de aviación civil por las ayudas públicas a la compañía aeronáutica.

El anuncio lo hizo la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, que sostuvo que los subsidios de la UE a la industria europea de aviación cuestan cada año más de 11.000 millones de dólares a EE.UU., una cifra con la que Bruselas no está de acuerdo.

Antes de tomar una decisión definitiva respecto a los aranceles, Estados Unidos esperará a que la Organización Mundial del Comercio (OMC) arbitre sobre dicha cifra en disputa.

La OMC ya falló en marzo que Estados Unidos ha mantenido subsidios a Boeing contrarios a la normativa internacional que han perjudicado a Airbus y distorsionado el mercado.

En 2018, este organismo también falló que la UE había mantenido ayudas a Airbus tras una decisión que se lo impedía.

EFE



¿Qué opinas?