La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó hoy por unanimidad un acuerdo para prorrogar dos meses los recortes de impuestos a la nómina, ocho días antes de que expiraran, con lo que se pone fin a un fuerte enfrentamiento con la Casa Blanca.

La medida, que ya había recibido el visto bueno del Senado y se aprobó a viva voz en la Cámara, permite que los negociadores de los dos partidos cuenten con más tiempo para llegar a un acuerdo más duradero sobre el futuro de esos recortes, uno de los pilares del programa económico del presidente Barack Obama.

En la víspera el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, anunció un acuerdo con el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, "para asegurar que no suban los impuestos para las familias trabajadoras el 1 de enero".

La Casa Blanca lanzó el martes pasado una campaña por Twitter y Facebook para advertir del daño de una subida de impuestos a partir de enero próximo.

Obama dijo el jueves que la Casa Blanca recibió más de 30.000 respuestas del público sobre el impacto de un aumento de impuestos de al menos mil dólares el próximo año, o unos 40 dólares en cada cheque de pago quincenal.

EFE