RPP / Mario Zapata

El ministro de Economía, Alonso Segura, afirmó que el mecanismo de depreciación acelerada que planteó el Ejecutivo en julio pasado para reactivar el sector construcción, se aplica a todas las edificaciones, incluidas las viviendas.

Hace unas semanas, la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) advirtió que esta medida solo beneficiaría al 15% de la actividad edificadora de Lima, que está ubicada en el ramo de las oficinas y el comercio, pero no para viviendas.

La medida se aplica a todas las edificaciones, incluyendo viviendas, realizadas desde el 1 de enero del 2014 hasta el 31 de diciembre”, explicó Segura ante la Comisión de Economía del Congreso, en respuesta a una pregunta del congresista Luis Galarreta.

Explicó que si el Congreso aprueba esta propuesta, “la depreciación pasaría a ser 20% en vez de 5%, lo cual mejoraría el flujo de caja de las empresas constructoras”.

“Se aplica (la depreciación) a la edificación así la construya la misma empresa o la adquiera de otra, pero que se haya construido en esas fechas. Como dije, incluye a todo tipo de edificaciones”, refirió.

Como se recuerda, en su mensaje a la Nación por 28 de julio, el presidente Ollanta Humala anunció que entregó al Congreso el proyecto de ley que proponía establecer un régimen especial temporal de depreciación acelerada “para incentivar la construcción de viviendas y edificaciones”.