Perú ahorraría US$ 96 millones con Sistema Nacional de la Calidad

Implementación demandará una inversión de S/. 22 millones hasta el 2016. Permitirá también que exportadores ahorres US$3.8 millones al año.
RPP/Juan Cabrejos

Cuando se implemente el Sistema Nacional de la Calidad en el Perú, en cuatro años, el país se beneficiaría con ingresos que podrían oscilar entre US$ 80 millones a US$ 96 millones, durante un período de diez años, según el estudio elaborado por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

Conviene indicar que en países del mundo, como el Reino Unido, la implementación  de un  Sistema Nacional de la Calidad tuvo un impacto en su PBI del 0,3%. En el caso del Perú, será de 0,065% y 0,075% en el PBI.

"Por ejemplo, en el sector energético, un sistema de calidad en la cadena de frío, es decir, conservar las temperaturas adecuadamente, ahorraría al Perú, cada año,  entre 1.4% y 2.7% del consumo eléctrico. Dicho ahorro constituiría un excedente que podría venderse a países vecinos o simplemente reducir costos generando un beneficio de US$ 50 millones a US$ 90 millones por año", indicó Rosario Uría, Jefe de Normalización y Fiscalización de Barreras Comerciales No Arancelarios del Indecopi.

Entre los beneficios que se obtendrían, según el estudio, las empresas peruanas que deseen vender sus productos a mercados extranjeros se ahorrarían al año, por lo menos US$3.8 millones , pues no tendrían que acudir a organismos de evaluación de conformidad de otros países.

Actualmente muchas empresas peruanas no pueden  certificar  sus productos  y las que sí lo hacen, ven elevados sus costos al tener que acudir a certificadoras del exterior, pues las empresas certificadoras del Perú no son suficientes teniendo en cuanta que sólo hay 13 empresas certificadoras acreditas en el Perú, por el Indecopi.

"Muchas de ellas están gastando en enviar productos a analizar en otros países y ahí hay un costo importante que hay que medir. Hoy en día tenemos un estudio que dice que las empresas están perdiendo o gastando US$ 38 millones fuera del Perú", dijo Uría.
Según una encuesta realizada a 100 empresas peruanas, se conoció que 34% de ellas considera que los organismos evaluadores de la conformidad peruanos no cubren sus necesidades.
Otro 40% afirmó que los laboratorios y centros de ensayo tampoco satisfacen sus necesidades de crecimiento. Ante esta situación, las empresas peruanas se ven limitadas a expandir sus mercados y pierden competitividad.

De acuerdo a la investigación de AENOR, la industria nacional, a medida que vaya incrementando los controles en el mercado peruano y promocione las prácticas internacionales en materia de normalización, acreditación, evaluación de la conformidad, metrología y vigilancia de mercado, incrementaría su capacidad exportadora de manera notable, reduciendo los costos de acceso a terceros mercados.

Por otro lado, los consumidores también serían beneficiados, de implementarse el Sistema Nacional de la Calidad peruano. De acuerdo al mismo estudio, AENOR hizo un ejercicio sobre el consumo de energía eléctrica de las familias que cuentan con refrigeradora.

En el país existen 3,47 millones de familias que pueden adquirir este electrodoméstico, pero de diferente calidad, que van del tipo A (las más eficientes) hasta el tipo F (las menos eficientes).

En este contexto, el estudio considera que si todas las familias que cuentan con refrigeradoras tipo F, pudieran adquirir una de tipo A, todas juntas podrían ahorrarse US$ 93,22 millones de dólares al año en consumo de energía, que equivale a 780.75 millones de kilowats al año.

A su momento, el presidente del Consejo Directivo del INDECOPI, Hebert Tassano Velaochaga, destacó que su gestión se ha propuesto fortalecer y promover los pilares que son la base de la Infraestructura que soporta el Sistema Nacional de la Calidad de un país, no solo porque impactan en la competitividad y acompaña al crecimiento económico, sino porque impacta también en la seguridad de productos, tema clave  en la  protección de los consumidores.

Por su parte, el  Presidente del Consejo Directivo del Indecopi, Hebert Tassano, i indicó que la mejora de  la calidad de la infraestructura es primordial para que el país mejore sus índices de competitividad.
"Nuestro país está creciendo y ello demanda tener mayor participación de bienes y servicios peruanos en el comercio internacional, es decir tenemos que ser más competitivos, tener un mayor y mejor uso de las energías renovables y eficiencias energéticas, mejorar procesos y prácticas de protección medio ambiental y tener una mejor protección del consumidor", anotó.   

Según el Indecopi la implementación del sistema nacional de calidad demandará una inversión total de S/. 22 millones en los próximos cuatro años 2016, costo bajo para un sistema que permitirá al Perú seguir mejorando en los rankings de competitividad.

Finalmente Tassano indicó que la infraestructura de la Calidad, ya es el cuarto pilar de trabajo del INDECOPI y que en esta línea se viene trabajando a diferentes niveles (Poder Legislativo y Poder Ejecutivo) para otorgarle al Indecopi los recursos necesarios para potencializar este trabajo que ha hecho avances desde el Servicio Nacional de Metrología, la Comisión de Normalización y el Servicio Nacional de Acreditación.