El Pleno del Congreso de la República aprobó la ley que declara de interés nacional la implementación de medidas para el afianzamiento de la seguridad energética del país, que incluye el Gasoducto Sur Peruano y un polo petroquímico para el sur del país.

Con un total de 98 votos a favor, 1 en contra y 3 abstenciones, y dispensado de segunda votación, la iniciativa presentada por el Gobierno tuvo luz verde.

Según el Ministerio de Energía y Minas (MEM), el nuevo gasoducto tendrá una inversión de US$1.800 millones y tiene un recorrido similar al gasoducto privado del proyecto Kuntur en manos de Odebretch.

El Gasoducto Sur Peruano puede ser construido y pagado en dos partes o tramos. Primero se convocará a licitación pública internacional para el Tramo I (denominado como Zona de Seguridad) que recorre Malvinas, Chiquintirca, Quillabamba, Anta. Luego se convocará a concurso para la Central Térmica de 200 MW en Quillabamba.

El Tramo II, también se hará por licitación y recorrerá Anta, Espinar, Arequipa, Matarani e Ilo.

El proyecto fue sustentando por el presidente de la Comisión de Energía y Minas del Congreso, Teófilo Gamarra, quien recordó ambos proyectos energéticos lograrían masificar el gas natural y elevaría el potencial energético de la zona sur.

“Nadie puede estar en desacuerdo con la masificación del gas ni con un mayor abastecimiento de suministra de energía eléctrica del país ni mucho menos con una rebaja del precio del gas”, aseveró.

Asimismo, Gamarra exlicó a RPP Noticias que en el debate en el pleno no hubo cambios sustanciales al dictamen aprobado ayer en la Comisión de Energía y Minas, donde se incluyó la posibilidad de la construcción de un poliducto.

"En realidad la idea es que el gasoducto y/o poliducto va estar bajo el esquema técnico del MEM y era necesario para que se tenga en consideración para hacerlo en otro momento (el poliducto), pues la intención es lograr el gasoducto", dijo Gamarra.