Los restaurantes y hospedajes están obligados a informar sobre el precio de sus servicios a los consumidores, recordó el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

Agregó que el Código de Protección y Defensa del Consumidor establece que los establecimientos de comida y bebida, así como los de hospedaje y hostelería deben exhibir los precios de los productos y servicios en una lista de precios en la recepción de sus locales de manera visible y accesible.

"Ello garantizará que los consumidores no se vean obligados a consultar el precio con el personal de dichos establecimientos y que se convierta en un mecanismo de presión para la contratación de los servicios ofertados", señaló la institución.