RPP

Los costos de transferencia en el marco del dinero electrónico serán muy bajos para los usuarios y además los beneficios serán muy importantes, en términos de eficiencia, ahorro de tiempo y accesibilidad, afirmó hoy la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

El jefe de la SBS, Daniel Schydlowsky, indicó que el régimen de dinero electrónico, que empezará a regir a partir del próximo año, será el mecanismo de transferencia de recursos más moderno, eficaz y seguramente el más barato del mundo.

"De esta manera los costos de trasferencias van a bajar dramáticamente y representará un ahorro importante para la población, por lo que está claro que los beneficios serán sumamente grandes y los costos serán pequeños. En el 2015 debe desarrollarse el auge del dinero electrónico", anotó.

Asimismo, afirmó que se trata de un mecanismo abierto a todos los partícipes del mercado, tanto bancos como entidades de microfinanzas.

Manifestó que al mismo tiempo es un mecanismo seguro para las transacciones, pues no es amigable para el lavado de activos, dado que serán pequeñas las transacciones que se efectuarán por este medio.

Schydlowsky anotó que el dinero electrónico será el más grande cambio en medios de pago en los últimos tres siglos, favoreciendo además el acceso al sistema financiero local.

"El marco regulatorio busca favorecer la inclusión social y la protección del consumidor, pues la regulación se ha adaptado a la realidad del país", apuntó.

Refirió que actualmente existen 850,000 clientes en banca móvil en el país, pero se espera que este número se incremente significativamente (0.01 por ciento del total de las transacciones actualmente).
Añadió que los cajeros automáticos representan el 25.94 por ciento del total de las transacciones del sistema financiero y las ventanillas de las agencias el 24.14 por ciento, en tanto, el cajero corresponsal el 19.07 por ciento.

Estas declaraciones las brindó Schydlowsky en la Comisión de Defensa del consumidor del Congreso de la República.

ANDINA