Foto: Andina

La Sunat aplicará desde este año una serie de cambios con los que pretende hacer más amigable a la institución para con los contribuyentes y concentrar sus esfuerzos de fiscalización en aquellos que, por su historial, involucran mayor riesgo de evasión.

Como parte de este cambio, en junio Sunat comenzará a pedir más información al momento de inscribir un nuevo número de RUC (Registro Único de Contribuyentes).

La Sunat ha detectado que 6 de cada 100 empresas que se crean cada año tienen el fin de emitir facturas falsas para generar a su vez falso crédito fiscal.

La evasión por facturas falsas se estima en S/.5,000 millones, cifra con la cual -en el Perú- podrían pavimentarse 1.600 kilómetros de carretera.

Sunat estima que son 78 mil los contribuyentes que usan facturas falsas para aprovechar un crédito fiscal que no les corresponde. Lo soprendente es que no solo las empresas de fachada emiten estos falsos comprobantes.

Se ha detectado que los grifos pueden emitir facturas falsas solo porque no logran calzar lo facturado con lo vendido. ¿Cómo puede ocurrir esto? El automovilista se va apurado y no reclama su comprobante. La venta se hizo pero no el comprobante. A fin de mes, el grifo tiene un descalce y encuentra un mercado de evasores que demandan facturas falsas.

En cuanto a las empresas que sí son solo de fachada, la jefa de la institución, Tania Quispe, dijo a RPP Noticias que son empresas difíciles de fiscalizar pues aparecen y desaparecen.

"Ahora vamos a aplicar gestión de riesgo desde el momento de creación del RUC, para detectar a las personas detrás de las empresas que tienen malos antecedentes. Cuando estas personas registren un nuevo RUC, serán considerados como contribuyentes de cuidado", precisó la funcionaria.

La Sunat viene aplicando gradualmente la gestión de riesgo, método que le permite diferenciar sus acciones de acuerdo a si el contribuyente tiene antecedentes de prácticas evasivas o elusivas o si se trata de un buen contribuyente que solo pudo haber incurrido en un error u omisión.

Cambio de chip

Quispe dijo que esta y otras medidas que Sunat viene preparando hace dos años son "un cambio de paradigma, un cambio de chip, con el cual los controles serán menos intrusivos".

Así, desde abril del 2016, Sunat tiene previsto iniciar la fiscalización electrónica vía Sistema SOL. Hoy este sistema se usa de manera inductiva y -según los funcionarios de Sunat - sí viene dando resultados. "A veces basta con que la Sunat advierta al contribuyente de una mala práctica y esta no se repite", dijo Enrique Vejarano, Superintendente Nacional adjunto.

"Con un SMS se le avisará a al contribuyente que tiene una notificación en su casilla SOL. La respuesta se enviará también electrónicamente y luego la notificación de la deuda", precisó Tania Quispe.

Otra innovación es la de los sectoristas, que ya atienden a 16 mil contribuyentes en Lima, pero que para septiembre del 2015 deben estar atendiendo a 38 mil en todo el país. Estos sectoristas son evaluados en función del cumplimiento voluntario y oportuno de las empresas bajo su ámbito, con lo cual tendrían el incentivo para orientar debidamente.

Actualmente son 40, seleccionados entre los más destacados de la gerencia de Servicios al Contribuyente. Se espera tener 60 en total este año.