EFE

La escandalosa cifra de tres millones de dólares ha asombrado al mundo ya que se trata del costo de un anuncio de sólo 30 segundos de duración durante el Super Bowl que se realizó el pasado 6 de febrero. Ante esto, ha surgido la interrogante de si vale la pena invertir una cantidad tan fuerte por tan poco tiempo para anunciar.

Según informa AP, el anuncio más comentado del Super Bowl pertenecía a GoDaddy.com, un espacio algo desconocido hasta el momento en que el comercial apareció en las pantallas del Super Bowl XXXIX. La parodia sobre el incidente de Janet Jackson cuando se le rompió un tirante del sostén durante una presentación, generó polémica y una ola de comentarios entre la gente, tanto así que fue retirado en la segunda parte del partido.

El fundador de la empresa, Bob Parsons, asegura que "No es una apuesta, si se conoce el resultado".

Otro ejemplo es Homeaway.com, una empresa de lugares y todo sobre vacaciones. El primer anuncio de la empresa durante el Super Bowl fue protagonizado por Chevy Chase y Beverly D"Angelo y pretendía caricaturizar las películas antiguas de National Lampoonen. Esta primera muestra durante el evento deportivo causó un aumento de tráfico que le permitió a la empresa recuperar entre el 60% y 70% del costo.

Aunque una inversión de millones de dólares suena algo bastante arriesgado, las empresas han aprendido a aprovechar los 30 segundos que poseen durante el evento deportido y han explotado todos los recursos para garantizar los beneficios.