Foto: Andina

Las tarifas eléctricas para los usuarios residenciales se han reducido entre 0.13 y 3.5 por ciento a partir del mes de noviembre en la mayoría de las regiones del país, informó el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

Precisó que las mayores reducciones se registran en las ciudades de Huaraz (Ancash), Cusco y Trujillo (La Libertad) con descensos de 1.52, 2.67 y 3.67 por ciento, respectivamente, para los usuarios que presentan un consumo mensual de 31 a 100 kilovatios (Kw) hora (Kw/h), es decir una facturación de 37 nuevos soles en promedio.

Para los usuarios de 101 a 150 Kw/h, cuya facturación promedio es de 59 soles, las reducciones serán de 2.76 por ciento en el caso de Huaraz, 2.41 por ciento para Trujillo y 3.51 por ciento para Cusco.

En el caso de los usuarios de Lima Sur que consumen de 31 a 100 Kw/h se observará una reducción de hasta 1.16 por ciento, mientras que en Lima Norte habrá un ligero incremento de 0.97 por ciento.

Osinergmin indicó que este reajuste en las tarifas se produce como resultado de la aplicación de las normas del sector eléctrico.

Señaló que los principales cálculos que han incidido en la variación tarifaria son los cargos a nivel de generación, que en general han experimentado incrementos menores a dos por ciento para el sector residencial.

También los cargos por el uso de los sistemas principal, secundario y complementario de transmisión, que han significado variaciones que van de -2 hasta 0.3 por ciento.

Este impacto se debe a la nueva forma de regulación de los sistemas de transmisión incorporada por la Ley N° 28832, según la cual corresponde establecer los planes de transmisión de las empresas y aprobar las tarifas para la implementación de dichos planes.

En el caso del Valor Agregado de Distribución (VAD) se presentan reducciones con excepción de algunas localidades donde ha sido necesario reconocer mayores costos por expansión de las redes en zonas rurales (Electro Puno, Electrocentro y Electrosur) y por reclasificación de los sistemas eléctricos.

Para el caso de los usuarios regulados no residenciales (de baja y media tensión) la variación tarifaria depende del uso de la energía (hora punta o fuera de hora punta).

Esta variación se encuentra entre -1.53 y 1.73 por ciento en el caso de Lima y entre -6.55 y 7.3 por ciento en las regiones.