El portal de Internet Yahoo cumplió con los pronósticos de los mercados al anunciar una notable bajada de su facturación y beneficios en el primer trimestre del 2009 y una nueva ronda de despidos.

Yahoo, que no levanta cabeza desde el rechazo a la oferta de compra de Microsoft el pasado año, prescindirá de "en torno al 5 por ciento de su plantilla en todo el mundo", según un comunicado distribuido por la firma, que no especifica dónde se realizarán los recortes.

Ello supone la pérdida de empleo para entre 600 y 700 empleados, que recibirán la notificación en las próximas semanas, según Yahoo.

La medida se toma con el objetivo de "permitir flexibilidad para inversiones estratégicas" y "contratación selectiva en sus operaciones básicas", señala Yahoo, que ya prescindió de 1.500 trabajadores, un 10 por ciento de su plantilla, el pasado octubre.

El actual recorte ya se esperaba en los mercados y es el primero realizado bajo la batuta de Carol Bartz, consejera delegada de Yahoo desde enero en sustitución de su cofundador, Jerry Yang.

"Yahoo no es inmune a la actual recesión económica, pero la cuidada gestión de los costes en el primer trimestre permitió obtener un cash flow operativo cercano al máximo de nuestras previsiones", dijo Bart en el comunicado.

Entre enero y marzo de 2009, el beneficio neto del portal se redujo un 78 por ciento respecto al mismo trimestre del 2008 hasta alcanzar los 118 millones de dólares ó 0,08 dólares por acción.

EFE