Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). | Fuente: AFP

La recesión mundial por la pandemia de COVID-19 podría ser peor que la que siguió a la crisis financiera de 2008 y requerirá una respuesta sin precedentes, advirtió el lunes la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) durante una conferencia telefónica del G20.

Kristalina Georgieva pidió a las economías avanzadas brindar más apoyo a los países de bajos ingresos, que enfrentan una salida masiva de capital, y dijo que el FMI está "listo para desplegar toda (su) capacidad de préstamo de un billón de dólares".

En un comunicado, Georgieva dijo que advirtió a los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20 que dadas las detenciones masivas de actividad para frenar la propagación del virus, las perspectivas para el crecimiento global en 2020 "son negativas", y vaticinó "una recesión al menos tan mala como durante la crisis financiera mundial o peor".

La economía mundial se contrajo un 0,6% en 2009 por la crisis de 2008, pero en ese momento los principales mercados emergentes, como China e India, estaban creciendo a un ritmo rápido.

En contraste, la pandemia de coronavirus está causando un desastre económico y humano en todo el mundo, y algunos analistas anticipan una contracción del 1,5%. "Los costos humanos de la pandemia de coronavirus ya son inconmensurables y todos los países deben trabajar juntos para proteger a las personas y limitar el daño económico", dijo Georgieva.

Sin embargo, los mercados emergentes y los países de bajos ingresos "enfrentan un desafío significativo" y pueden necesitar apoyo financiero adicional e incluso alivio de la deuda. "Los inversores ya han eliminado 83.000 millones de dólares de los mercados emergentes desde el comienzo de la crisis, la mayor salida de capital jamás registrada", dijo.

Casi 80 de los 189 países miembros del FMI ya solicitaron asistencia financiera de emergencia al organismo multilateral para enfrentar el brote del nuevo coronavirus, señaló, sin identificarlos.

"Estamos trabajando en estrecha colaboración con otras instituciones financieras internacionales para proporcionar una fuerte respuesta coordinada", prometió.

Posible recuperación en 2021

A pesar de la gravedad de la situación, Georgieva dijo que el FMI espera "una recuperación en 2021", para lo cual, dijo, "es primordial priorizar la contención y fortalecer los sistemas de salud, en todas partes".  "El impacto económico es y será grave, pero cuanto más rápido se detenga el virus, más rápida y fuerte será la recuperación", afirmó.

La pandemia de COVID-19, declarada el 11 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), obligó a muchos países a tomar medidas drásticas, como la suspensión de viajes aéreos, el cierre de tiendas, bares y restaurantes y el confinamiento de millones de personas, deteniendo la actividad económica global.

Georgieva dijo que el Fondo apoya "firmemente las medidas fiscales extraordinarias que muchos países ya han tomado para reforzar los sistemas de salud y proteger a los trabajadores y las empresas afectadas".  También saludó las acciones de los principales bancos centrales para mejorar la liquidez en el sistema.

(AFP)

¿Qué opinas?