El Cobre garantiza seguridad en las instalaciones eléctricas

El programa Casa Segura impulsado por Procobre Perú pretende posicionar el concepto de Seguridad Eléctrica y motivar a través de profesionales especialistas, la revisión del estado actual de las instalaciones eléctricas de las viviendas.

 Las viviendas y comercios con una antigüedad de mas de 20 años, y cuyas instalaciones eléctricas nunca han sido renovadas, no han pasado nunca una inspección que determine el peligro que ésta reviste, estando latente la posibilidad de un accidente eléctrico por el deterioro de las instalaciones que  necesitan ser rehabilitadas adecuadamente para darle funcionalidad y protección.

En nuestra ciudad se estima que más del 50% de las edificaciones con más de 20 años de antigüedad tienen instalaciones eléctricas inadecuadas o totalmente inseguras.

El programa Casa Segura  impulsado por Procobre Perú pretende posicionar el concepto de Seguridad Eléctrica y motivar a través de profesionales especialistas, la revisión del estado actual de las instalaciones eléctricas de las viviendas. Los resultados de esta inspección indicarán los lugares que presentan mayores niveles de riesgos con relación a la seguridad para las viviendas y para sus habitantes, y sugerirán las indicaciones necesarias para resolver dichos problemas.

Sin duda, los incendios y cortocircuitos son, en gran medida, evitables pero lamentablemente las familias viven postergando mejoras y renovaciones por que no llegan a "sentir" inseguridad en el interior de sus casas, toda vez que la electricidad no puede ser vista ni olfateada.

Actualmente, el consumo de electricidad puede llegar a ser  seis veces mayor que hace 25 años, lo que exige que el cableado eléctrico de los  hogares se encuentre en óptimas condiciones para evitar fallas y sobrecargas que pueden provocar incendios y lesiones físicas y a su vez, perdidas de energía que se traducen en incrementos en las facturas de consumo de energía.

Con el paso de tiempo, los problemas típicos que se pueden presentar en una instalación eléctrica son:

• El deterioro de los elementos que la conforman
• El envejecimiento natural de los elementos que la conforman,
• El incremento de la carga eléctrica de nuestra instalación.

Ello se puede traducir, entre otros, en inseguridad y más grave aun, en accidentes eléctricos.

El cobre mejora la seguridad eléctrica

Una instalación eléctrica hecha a base de cobre, bien diseñada, y periódicamente revisada, mejora la seguridad eléctrica en el hogar. La electricidad que fluye a través del cobre encuentra menos resistencia que cualquier otro metal haciendo del cobre, el material idóneo para los sistemas de energía eléctrica. Además, la perennidad del cobre aumenta la fiabilidad y la vida de este tipo de instalaciones.

El cobre desempeña un papel muy importante en la conducción de la energía eléctrica, y es uno de los metales más utilizados con esa finalidad. Sea en hilos y cables, en los conductores que están en el interior de los generadores y motores, o en diversos otros componentes de los sistemas eléctricos, el cobre está siempre presente.

Sin duda, el cobre es por excelencia, el mejor conductor eléctrico, razón por la cual su uso ha sido extendido a mil y un aplicaciones eléctricas.