A Kristen Stewart le encanta el dolor, ¿La nueva Anastasia Steele?

La actriz abría las puertas a su vida íntima en un relato que aparece en la más reciente edición de CR Fashion Book.
EFE

Kristen Stewart no le teme a nada, en la vida real ni en la gran pantalla. “Adoro someterme a vivir un infierno y experimentar ese dolor, es entonces cuando me siento más llena, cuando al final siento que me he torturado y que ha valido la pena”, dice la actriz en la más reciente edición de CR Fashion Book, que presenta un relato en primera persona de In Bed With Kristen Stewart.

“Para mí lo más atractivo en una persona es el impulso, el dejarse llevar por el simple hecho de hacerlo y no por la percepción. Creo que eso es sexy. La necesidad de crear es una compulsión y comparto eso”, añade.

¿Y de qué tipo de gente prefiere rodearse la más reciente ganadora de un Premio César? “No es difícil para mí darme cuenta de quiénes son mis amigos o quién me gusta. Simplemente confío en mi medidor de energía, pero tampoco temo dejar entrar a mi vida a gente que podría herirme”, responde.

“No abordo mi vida con tacto. Soy muy impulsiva y una intensa chica rara. Adoro vivir y adoro a la gente. Ellos me hacen zancadillas y quiero saber más de ellos todo el tiempo. No es algo que puedo prender o apagar”, explica.

Y ha aplicado esa curiosidad por la vida frente a las cámaras.

Stewart interpretó a una de las hijas de Julianne Moore en Still Alice, película por la cual Moore ganó el Oscar a Mejor Actriz. Stewart también actuó en Clouds of Sils María, lo que le valió el honor de ser la primera estadounidense en obtener un premio César.