A Kristen Stewart no le interesa ganar un Oscar

La intérprete tampoco tiene ningún interés en ganar premios por sus trabajos ya que sus sueños siempre han estado dirigidos hacia la progresión en su carrera artística.
EFE

La actriz Kristen Stewart -que empezó su carrera como actriz a los nueve años- siempre ha sido muy autocrítica en su vida profesional debido a las numerosas “patadas” que ha recibido por parte de otras personas.

“He soportado tanta mi*rda que ahora pienso: ‘¡Yo no soy la ganadora!’ No me voy a sentir decepcionada si alguien no me da una palmadita en la espalda. Estoy totalmente acostumbrada a las ‘patadas’”, explicó Kristen a Hollywood Reporter.

La intérprete tampoco tiene ningún interés en ganar premios por sus trabajos ya que sus sueños siempre han estado dirigidos hacia la progresión en su carrera artística.

“Yo nunca, nunca, he pensado: ‘Algún día ganaré un Oscar’. De verdad, para mí ese ‘algún día’ siempre ha sido para decir: ‘¡Algún día seré directora de cine! Algún día, ¡dirigiré películas!’”, confesó.

Aunque Kristen asegure que su prioridad no es la de ganar galardones, a la actriz le hizo especial ilusión ser la primera intérprete estadounidense que recogía un Premio César -equivalente al Oscar en Francia- a Mejor Actriz de Reparto por su papel en Las nubes de María.

“Me dio vueltas la cabeza, para ser sincera. No pude creerme que estuviera nominada, por lo que obviamente tampoco podía creer que me hubieran dado a mí el premio, esa gente no elogia a todo el mundo, especialmente a los norteamericanos. Me sentí realmente bien”, añadió Kristen antes de bromear: “Prefiero tener un Oscar francés que uno americano“.

Sobre su futuro en la industria del cine, a la actriz no le preocupa hacerse mayor porque está convencida de que no se volverá “loca” intentando mantenerse igual que en el pasado.

“Hay actrices que se vuelven locas intentando mantenerse tal y como eran antes. Yo estoy tan satisfecha y feliz que estoy deseando saber qué es lo que va a llegar. Aunque mejor hablamos cuando tenga 30 años, entonces te diré ‘¡Ahhhhh!’. El tiempo pasa y quién sabe cuáles serán mis próximos objetivos y ambiciones, quién sabe cómo me voy a sentir con lo que esté haciendo, y a lo que ello me llevará. Tengo el presentimiento de que voy a dedicarme a esto ser actriz durante mucho tiempo, al menos haré algo relacionado con esta industria”, concluyó.