Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock se venden al mejor postor

Gala en beneficio de la lucha contra el sida tuvo entre sus mejores ofertas al príncipe de Mónaco, el retrato de Elizabeth Taylor hecho por Andy Warhol y una foto de los Rolling Stones en la gira American Tour Richfield Colliseum (1981).
EFE

El príncipe Alberto de Mónaco y su futura esposa, Charlene Wittstock, decidieron venderse al mejor postor en una gala a beneficio de la lucha contra el sida, en la que subastaron, por 700 mil dólares en cada caso, un partido de tenis y una clase de natación.

La pareja fue la protagonista anoche de la tradicional y más lujosa fiesta por la que merodean las estrellas del Festival de Cannes, la que la asociación amfAR celebra cada año al margen del certamen cinematográfico y que en esta ocasión se saldó con una recaudación de 10 millones de dólares, según anunciaron hoy los organizadores.

La "mayor recaudación obtenida por "cine contra el sida en Cannes", proclamó la asociación estadounidense, que este año echó de menos como maestra de la subasta a Sharon Stone, que no asistió.

Alberto de Mónaco consiguió para la causa benéfica 700 mil dólares por jugar al tenis con él y su prometida, ex nadadora sudafricana, tendrá que ponerse el bañador para dar la clase que prometió por otro tanto.

Todo ello en una subasta muy peculiar que tiene entretenidos -y alejados durante unas horas del festival de Cannes- a los guapos y ricos que se pasean por la costa azul estos días.

EFE

Lea más noticias de Entretenimiento haciendo clic aquí.