Daniella Álvarez
La modelo colombiana Daniella Álvarez se sometió a una amputación de su pie izquierdo por una isquemia. | Fuente: Instagram / Daniella Álvarez

Daniella Álvarez, ex Miss Colombia, sorprendió el pasado 14 de junio a todos sus seguidores al revelar que se sometió a una amputación de su pie izquierdo debido a que tuvo que hacerse una cirugía de emergencia, pero la sangre no fluía por su pierna.

Más de diez días después, la modelo colombiana compartió desde su cuenta de Instagram un videoclip en el que evidencia los progresos que va haciendo en su recuperación. En estas imágenes puede verse cómo camina luego de la operación.

Nunca me conformaré hasta que lo bueno sea mejor y lo mejor sea excelente”, escribió al inicio de la leyenda de su publicación. “Hace doce días me operaron por última vez y hasta hoy no he dejado de dedicarme a superar mis obstáculos hasta llegar a mi meta. Aquí voy llena de fuerza y sueños", añadió.

En el video, Álvarez relató que su pie izquierdo todavía padece de isquemia y “no tiene aún sensibilidad”. Por ello, utiliza una prótesis que ajusta a su pierna y coloca un zapato para obtener mayor firmeza. Después, se apoya sobre un caminador y da sus primeros pasos por la clínica donde sigue internada.

¿POR QUÉ SE DIO LA AMPUTACIÓN?

La exreina de belleza Daniella Álvarez, que además es propietaria de una boutique, contó que todo comenzó en mayo cuando le iban a hacer una "operación que supuestamente iba a ser sencilla": el retiro de "una masita muy pequeña, como una moneda (...) que tenía en mi abdomen".

"Cuando los médicos entraron a sacarme esta masita, se dieron cuenta que estaba absolutamente pegada a la aorta y en las personas jóvenes las arterias no funcionan igual que en los adultos. En estos momentos cuando me fueron a retirar mi masita, mi aorta (...) se cerró", relató la modelo de 32 años.

Agregó: "Enseguida tuve que tener una segunda operación el mismo día, segunda operación donde los doctores me hicieron una reconstrucción de la aorta con un injerto que no funcionó bien con mi cuerpo y tuve que entrar a una tercera operación, donde con otro tipo de injerto la aorta quedó muy bien pero me causó una isquemia -estrés celular por la disminución transitoria del flujo sanguíneo- desde la parte de mi ombligo hacia abajo, hasta mis pies".

PRÓTESIS PARA VOLVER A BAILAR

Tras una cuarta operación, Daniella Álvarez tomó la decisión, junto a los médicos y su familia, de tener una prótesis en lugar de un pie que no funcione. "Yo tomé la decisión entre tener un pie no funcional a tener una opción de una prótesis que me deje volver a bailar champeta, que me deje volver a bailar bachata, que me deje poder correr, montar bicicleta y nadar, todas las cosas que me gustan", dijo.