Quentin Tarantino
Fiona Apple contó que dejó la cocaína tras una "atroz noche" con Tarantino. | Fuente: EFE / Instagram

La cantautora Fiona Apple reveló que decidió dejar de consumir cocaína tras pasar una "noche atroz" en el hogar de Quentin Tarantino junto a su entonces pareja Paul Thomas Anderson, también cineasta.

Apple, que próximamente presentará un nuevo álbum, contó a la revista The New Yorker que se apartó de esa droga después de haber escuchado a Anderson y a Tarantino "alardear" de sus logros durante toda una noche.

"Todos los adictos deberían encerrarse en una sala privada de proyecciones con Q.T. (Tarantino) y P.T.A (Anderson) tras tomar cocaína, y nunca querrán volver a hacerlo otra vez", bromeó la intérprete.

Fiona Apple también se mostró sincera sobre su relación de tres años con el cineasta, a quien conoció en 1997, el mismo año en el que el director saltó a la fama con la película "Boogie Nights".

UNA RELACIÓN DOLOROSA

La cantante, de 42 años, dijo que su antigua pareja era "fríamente crítico" y "despectivo", y describió como "dolorosa y caótica" su relación con Anderson, con quien aseguró que, hasta su experiencia con Tarantino, consumía cocaína y éxtasis en momentos de ocio.

Fue el fuerte carácter de Paul Thomas Anderson el que complicó la relación sentimental, según la cantante, que reveló que decidió ir a quedarse con su padre después de la ceremonia de los Oscar de 1998 luego de que su entonces novio lanzara una silla de un lado a otro de una habitación después del evento.

Ese año, Anderson estaba nominado a un Oscar al mejor guion original, un galardón que finalmente se llevaron Matt Damon y Ben Affleck por "Good Will Hunting".

"En fiestas, le susurraba duras palabras al oído, diciendo que era una mala novia, mientras se comportaba con suavidad frente al exterior", dice el artículo, que añade que este comportamiento del cineasta hacía a Fiona Apple llorar en público, lo que ella cree le hacía parecer inestable.

PROBLEMAS CON EL ALCOHOL

Aunque en el artículo la cantautora no admite abiertamente haber tenido un problema con el alcohol, también menciona que durante años bebía vodka a solas hasta "perder el conocimiento", y que tomaba un sorbo de la bebida cada vez que pasaba por delante del refrigerador.

Señaló, sin embargo, que su primer paso hacia la sobriedad fue reconocer el impulso de beber cada vez que pasaba por delante del armario de las bebidas. (EFE)