El actor Daniel Radcliffe, quien ganó fama internacional en 2001 por interpretar a Harry Potter con 12 años, sorprendió a todos los seguidores de la franquicia al revelar un rodaje de la primera cinta de la saga.

En una entrevista con "The Hollywood Reporter", el intérprete en compañía del actor Karan Soni contaron detalles del detrás de cámara de "Harry Potter y la piedra filosofal", primera película de la adaptación cinematográfica de los libros de J.K. Rowling del mismo nombre.

Ambos revelaron que, cómo la mayoría de los actores de la cinta tenían aproximadamente 10 años, la producción tuvo un peculiar protocolo para cuando a los niños se les cayeran los dientes.

“Cuando hacían las primeras películas, la mayoría de los actores estábamos en una edad en la que se nos caían los dientes. Entonces, la producción tenía un molde de todos nuestros dientes. Así, si se nos caía alguno, tenían uno de repuesto, listo para pegárnoslo y así pudiéramos seguir rodando”, contó Karan Soni.

Por su parte, Radcliffe aseguró que la producción sabía que en cualquier momento alguno de los niños iba a mudar de dentadura.

“Tenías una película llena de 20 niños de aproximadamente diez años. Así que ellos (la producción), pensaron en que de todas maneras mudaríamos dientes”, agregó el intérprete de Harry Potter.

Las confesiones de ambos actores se viralizaron rápidamente en redes sociales y los fanáticos de las películas no dudaron en compartir estas insólitas revelaciones.

¿Qué opinas?