Invitados a la boda del príncipe Harry y Meghan deberán llevar su propio refrigerio

El palacio de Kensington animó al público a llevar sus propios snacks ya que solo se servirán refrigerios ligeros. El matrimonio se celebrará el próximo 19 de mayo.
Meghan Markle y el príncipe Harry se casarán el próximo 19 de mayo. | Fuente: AFP

El príncipe HarryMeghan Markle han invitado a 1.200 "miembros del público" para que asistan a la llegada de los prometidos, al castillo de Windsor, el día de su boda. Cada uno de los elegidos deberá llevar su propio refrigerio.

Desde el palacio de Kensington, residencia oficial del príncipe Harry, se alentó a las personas a traer sus propios snacks ya que solo se servirán ligeros refrigerios. Disfrutar del sol, si hace buen tiempo el próximo 19 de mayo, mientras se consume su propia comida y bebida contribuirá a recrear un ambiente familiar, añadió la misma fuente.

Un total de 2.640 personas han sido invitadas a los jardines del castillo de Windsor para presenciar la llegada del príncipe Harry, su prometida e invitados, así como al paseo en carroza después de la ceremonia.

UN PEDIDO INCOMPRENSIBLE

Saeed Atcha (21), cuya asociación ayuda a la formación de los jóvenes, declaró al diario "The Guardian" que ciertas personas desfavorecidas se habían quedado boquiabiertas. Se cuestionan cómo es posible que "ellos (la familia real) tengan tanto dinero y tengamos que aportar nuestro propio refrigerio", dijo. "Pienso lo mismo. Es incomprensible".

Entre los invitados se encuentran personas de diversas edades y procedentes de todo Reino Unido. Uno de ellos será Amelia Thompson (12 años) sobreviviente del atentado contra una sala de conciertos en Mánchester en mayo del 2017. También Philip Gillespie (30), veterano del ejército británico que perdió su pierna derecha en una explosión durante una misión en Afganistán.

Además están invitados 200 miembros de organizaciones caritativas apoyadas por los prometidos, 610 personas de la comunidad de Windsor, un centenar de alumnos de las escuelas de los alrededores y 530 empleados de la Casa Real.

El Palacio Real anunció que 600 personas están invitadas a la ceremonia de boda entre el príncipe Harry y Meghan Markle, a celebrarse en la capilla de San Jorge, así como al almuerzo de recepción que brindará la reina Isabel II. (AFP)

0 Comentarios
¿Qué opinas?