Selena Gomez lanzó su éxito "Boyfriend" el pasado 10 de abril. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Guillaume Horcajuelo

Selena Gomez confesó cómo fue que nació su última canción “Boyfriend”. A través de una videollamada, la artista contó que pensó en la posibilidad de tener un enamorado en el futuro, así que para hacer un éxito de su más reciente álbum, “Rare”, narró su experiencia.

"Realmente no fue ningún tipo de inspiración que no fuera: ok, vamos a divertirnos", explicó la cantante en el vídeo compartido por redes sociales en el que mantiene una conversación con los coescritores del tema: Julia Michaels y Justin Tranter, además de los productores The Roomates.

"Julia me llamó y me preguntó que cómo me sentía y dije 'no sé, quiero un novio', y lo dije porque estoy en un momento de emoción en cuanto al futuro y porque estoy abierta a eso", mencionó la cantante. "No es lo que necesito pero... Quiero un novio", aseguró tal y como dice su canción. 

Bajo el concepto minimalista de Tranter, el deseo de simplicidad de Selena Gomez y un ritmo poderoso, nació el tema "sexy y atractivo", que causó tanta polémica desde que fue lanzado junto con el vídeo el pasado 10 de abril.

La canción habla del deseo de tener un novio y a la vez las complicaciones que esto puede traer. Sin embargo, no deja de lado el mensaje de empoderamiento que ha caracterizado su última producción, que muchos han considerado un proceso de sanación de su tormentosa e inestable relación con el cantante de pop Justin Bieber y los problemas de salud que le aquejan.

"También quise hacer énfasis en que no necesito de alguien en mi vida", se escucha decir a Selena Gomez en la entrevista publicada en su propio Twitter mientras que en la canción menciona:

"Hay una diferencia entre lo que quiero y lo que necesito, pero algunas noches solo quiero más que a mí, sé que hay una delgada línea entre ello", canta.

En redes una de las polémicas más grandes alrededor de dicha canción de la que habló Gomez fue la coincidencia que surgió con el nombre del tema, pues fue justamente Bieber quien en el 2012 presentó una canción con el mismo nombre.