Magdyel Ugaz
La actriz peruana Magdyel Ugaz se sometió a una operación para congelar sus óvulos. | Fuente: Instagram

Magdyel Ugaz sorprendió a sus seguidores al tomar la decisión de congelar sus óvulos a los 36 años. Siguiendo el ejemplo de otras personalidades peruanas como Alejandra Baigorria, la actriz peruana encontró la respuesta que buscaba tanto tiempo: ser mamá, pero no ahora mismo.

A través de su cuenta oficial en Instagram, Magdyel Ugaz contó que se sometió a una operación para extraer sus óvulos, debido a que no busca mantener los mismos tiempos que la sociedad impone a todas las mujeres. Con 36 años recién cumplidos, ha entendido que no necesita cumplir dichos estándares y expectativas.

“Aprendí que los tiempos que ponía la sociedad, eran los tiempos que tenía cumplir y si eso no pasaba sentía que fracasaba. Hoy, a mis 36 años (recién cumplidos) he decidido reaprender, que mis tiempos no tienen que ser los tiempos de los demás, cumplir estándares y expectativas como mujer en esta sociedad es agotador”, se lee en su publicación.

La actriz de “Al fondo hay sitio” recibió más de una pregunta relacionada formar una familia, debido a que se encuentra en una edad donde las presiones sociales son más fuertes. Sin embargo, sí se hizo la pregunta más importante para ella, desde la cual descubrió que sí le encantaría convertirse en madre.

“Aparecen esas preguntas ‘¿cuándo te vas casar?’ ‘¿Cuándo vas tener hijos?’ ‘cuidado que se te pasa el tren’, desde ese lugar no había espacio, para mirar que realmente quiero yo para mí”, expresó Magdyel Ugaz. “De repente, apareció la pregunta, ‘¿quiero ser mamá?’ Me lo pregunté sinceramente y dije ‘sí’”.

MAGDYEL UGAZ CONGELA SUS ÓVULOS

A sus 36 años, la artista peruana Magdyel Ugaz aseguró que ya no quiere apresurarse en entrar a esta nueva etapa en su vida. En ese sentido, decidió congelar sus óvulos, debido a que no desea tener hijos en la actualidad, pero considera que el día llegará alguna vez para ella.

“No quiero correr, ya no quiero correr más, hoy en mi presente no lo veo, pero que podía hacer yo, para poder tener esa posibilidad abierta y sin presiones y fue ahí que decidí congelar mis óvulos, cada vez me siento más orgullosa de las decisiones que tomo sobre mí y sobre mi cuerpo. ¡Ahora si bienvenidos 36! Podemos bailar a nuestro propio ritmo”, concluyó en Instagram.

Sepa más: