El delantero Robinho abrió el marcador en el duelo entre Brasil y Paraguay por los cuartos de final de la Copa América Chile 2015, en el estadio Ester Roa Rebolledo en Concepción.

Un centro por la banda derecha encontró solo al exjugador del Real Madrid y Milan, que con un toque sutil dejó estéril la volada del arquero paraguayo Justo Villar.

De esta manera, el veterano jugador de Santos sumó 30 goles en su carrera en el 'Scratch'.