Una lesión lo marginó en los últimos partidos del Mundial de Brasil y ahora un año más tarde Ángel Di María volvió a protagonizar un similar episodio ante Chile por la final de la Copa América.

Un contragolpe que parecía una excelente oportunidad para que Argentina acabó en una mala noticia: el jugador del Manchester United realizó una corrida de 40 metros, desde el área argentina hasta mitad de cancha, y sintió un dolor que lo sacó del partido a los 29 minutos.

Luego de confirmarse la lesión, Gerardo Martino apostó por Ezequiel Lavezzi.