Premier League
El torneo se encuentra paralizado desde inicios de marzo. | Fuente: AFP

El presidente de la Asociación de Entrenadores ingleses, Richard Bevan, exigió que la Premier League no se reanude hasta que todos los futbolistas sean sometidos a las pruebas de detección para el nuevo coronavirus.

"Las pruebas deberían estar disponibles en primer lugar para todos los trabajadores del Servicio Nacional de Salud (NHS) y los pacientes", declaró Bevan a la BBC. "Una vez que eso se haga, se pueden poner [las pruebas] a disposición del deporte", añadió.

El fútbol inglés lleva un mes suspendido por la pandemia del nuevo coronavirus que ha provocado ya cerca de 9 mil fallecidos en el Reino Unido. Los jefes de la Football League (que organiza las tres divisiones por debajo de la Premier League) creen que se podría acabar la temporada en 56 días, una vez se obtenga el permiso para reanudar los campeonatos.

"Realmente no podremos ser más precisos sobre la vuelta a las canchas hasta finales de abril", señaló Bevan. "En Alemania, las negociaciones para regresar en mayo son probablemente el resultado directo de la acción de su Gobierno, que hacen 50 mil pruebas diarias. En este país, hacemos apenas 10 mil, aunque el Gobierno quiere alcanzar las 100 mil diarias a finales de mes. Nuestros entrenadores no quieren regresar a las canchas hasta que los futbolistas se hayan sometido a los test", reclamó.

La Football League envió una carta esta semana a los clubes del Championship, League One y League Two (segunda, tercera y cuarta categoría) en la que expresaba su deseo de acabar la temporada pese a la pandemia del nuevo coronavirus, pero Bevan denunció que no se ha tenido en cuenta la opinión de los entrenadores. "Necesitas el apoyo de los entrenadores. No puedes decidirlo sin hablar con ellos", agregó.

Bevan recordó que los jugadores necesitarán al menos tres semanas de preparación antes de volver a jugar. "Lo más importante es guiarnos por el principio de la salud y hacerles volver a una cancha sin garantizarles su seguridad es un gran riesgo". AFP