Conor McGregor está disfrutando de las mejores vacaciones de su vida luego de que recibiera 30 millones de dólares a pesar de perder la pelea contra Floyd Mayweather. El luchador irlandés se alejó de los entrenamientos y en su Instagram publica los lujos que se está dando junto a su familia.

'The Nototius' publicó fotos con yates, habanos, fiestas y lujosos lugares demostrando que a pasado a un nuevo nivel tras la millonaria bolsa que ganó. Su esposa e hijo recién nacido lo acompañan a esta nueva vida de 'chico rico'.

El múltiple campeón de la UFC lució un físico algo descuidado y con un ligero aumento de peso. Algunos fánaticos lo criticaron pero McGregor respondió fiel a su estilo: "Esto me abre los ojos para ser testigo de primera mano. Para mí, es motivador. Estoy empezando a pensar que todavía no tengo panza de millonario. Debo seguir comiendo. Mi almuerzo está listo".

Sardines for dinner

Una publicación compartida de Conor McGregor Official (@thenotoriousmma) el


¿Qué opinas?