Maurizio Sarri dejó a Pep Guardiola con la mano extendida tras goleada del Manchester City. | Fuente: EFE

El entrenador del Chelsea, el italiano Maurizio Sarri, negó que hubiera rechazado dar la mano a Pep Guardiola al término del encuentro que jugó su equipo contra el Manchester City este domingo y dijo que no vio al técnico español.

"Ni si quiera le vi. Me marché sin más. Sabéis que tengo una relación muy buena con él", afirmó Maurizio Sarri. El entrenador italiano aclaró así lo sucedido al término del duelo que supuso la mayor goleada encajada en la historia del Chelsea en la Premier.

Al final del partido, que acabó 6-0 a favor del Manchester City, Pep Guardiola se acercó al lugar donde estaba el cuerpo técnico y los suplentes del conjunto rival y tendió la mano a Sarri, que se marchó a los vestuarios sin atenderle.

Fue Gianfranco Zola, segundo entrenador del Chelsea, el que mantuvo el tipo y conversó con el técnico español. Sarri se mostró evasivo ante una posible destitución como entrenador del conjunto londinense. "No lo sé. No sé si me van a cesar. Es una pregunta para el club", señaló. EFE

¿Qué opinas?