Neymar quiere cambiar de equipo en este mercado de fichajes. | Fuente: www.laprensa.hn

El futuro de Neymar se ha convertido en la gran novela de este mercado de fichajes. El desenlace todavía es incierto, pero lo que sí parece más o menos claro es la postura de cada uno de los implicados. Desde la intención del jugador de cambiar de equipo, pasando por la posición del PSG por recuperar su inversión, y el Barcelona que tiene la intención de recuperar al brasileño.

Lo que busca Neymar

La intención del brasileño es clara: no quiere seguir en París.  Él mismo se encargó de comunicarle a los directivos del club que no se presentará al inicio de la pretemporada. Y lo cumplió.

Neymar quiere sí o sí volver a una liga más competitiva y estar en la palestra del fútbol mundial. Barcelona asoma como la principal opción y las negociones ya comenzaron dese hace algún tiempo. Desde España incluso informan que el delantero está dispuesto a reducirse el sueldo: pasaría de cobrar 36,8 millones de euros por temporada a ganar unos 24 millones de euros.

El PSG lo tiene todo muy claro

El elenco parisino parece resignado a perder a Neymar, pero no se lo hará tan fácil. El dueño del club, Nasser Al Khelaifi, quiere recuperar los 222 millones de euros que pagaron por él. Una cifra completa y no con un intercambio de jugadores como en principio quiere el Barcelona. "No quiero más comportamientos de estrellas", declaro hace algún tiempo el directivo.

Barcelona lo quiere de vuelta

El elenco catalán tiene la intención de volver a tener a Neymar en sus filas. Los referentes del plantel como Lionel Messi y Luis Suárez aprueban su llegada. La traba pasa por lo económico. Barcelona no está en condiciones de pagar los 222 millones líquidos. Quieren negociar otras formas de pago, incluyendo a algunos jugadores del plantel. Hasta ahora no han tenido una respuesta favorable desde París.

¿Y el Real Madrid?

El club se ha mantenido perfil bajo, esperando cómo se acomodan los protagonistas. Florentino Pérez quiere contar con el brasileño, pese a su pasado en el equipo archirrival. Su innegable talento, sumando al golpe comercial que significaría su llegada son los atractivos para apostar por él. ¿El dinero? Eso no es problema para la 'Casa Blanca'.

¿Qué opinas?