RONALDINHO
Pipino Cuevas es uno de los pocos que ha ido a visitar a Ronaldinho. | Fuente: Instagram @PipinoCuevas23

Su sonrisa se ha ido apagado con el transcurrir de los días. Ronaldinho lleva cerca de 25 días encerrado en una cárcel de Asunción por ingresar con pasaporte falso a Paraguay junto a su hermano.

Pese a que sus abogados solicitaron que le den arresto domiciliario, las autoridades judiciales decidieron que permanezca en a Agrupación Especialiada de la Policía Nacional de Paraguay. La principal razón para no soltarlo es que hay sospecha de lavado de dinero y la cabecilla sería la dueña de la fundación que lo invitó a Asunción, Dalia López, quien está prófuga.

Una de las pocas personas que ha podido visitar y se comunica constantemente con Ronaldinho es Nelson 'Pipino' Cuevas y es precisamente él que tras 22 días encerrado, el exjugador del Barcelona no la pasa bien.

"Estuve hablando con Ronaldinho. Estuvimos hablando como 5 ó 6 horas. Es una situación muy complicada, muy difícil. Es una víctima de todo esto, pero a la vez cometió el delito”, contó Cuevas a CNN Radio.

El guaraní considera que el hermano de Ronaldhino cayó en una trampa. "Él pecó de inocente, pero a su vez cometió un delito. Es una acción penal haber usado un documento que es de contenido falso. Se le complicó todo", añadió.

Hace una semana, Ronaldinho cumplió 40 años y su pesadilla aún tiene para largo. “Ronaldinho está triste, no está nada feliz. A él lo caracteriza su sonrisa, buena onda y forma de ser, pero hoy su sonrisa está apagada. Esa prisión no es lujo, para nada”.

.