El sensor de gol determinó que el remate de Erik Lamela no debió se considerado como anotación. | Fuente: Twitter | Fotógrafo: @premierleague

El partido entre Tottenham y Watford por la vigésima-tercera fecha de la Premier League acabó con cierta polémica por un tiro de Erik Lamela al minuto 91 que estuvo a punto de acabar en gol. En un balón disputado junto a Adrian Mariappa, el ex-River Plate envió el esférico hacia el arco rival y el portero Ben Foster no tuvo reacción, pero su compatriota Ignacio Pussetto terminó evitando que ingrese en su totalidad.

Sin embargo, más allá de los reclamos de parte de los futbolistas del Tottenham, el árbitro Michael Oliver optó por no convalidar la anotación del puntero argentino y la tecnología le dio razón. La misma Premier League repitió la polémica jugada y, al enfocar la posición de la pelota en relación a la línea de gol, se ve que esta no entró completamente al pórtico del Watford.

Siendo específicos, fueron 10 milímetros los que le faltaron al esférico para ingresar en toda su dimensión al arco de Watford. Así, el Tottenham de José Mourinho perdió una clarísima chance para obtener tres puntos fuera de casa, mientras que los 'Hornets' salvaron un empate que les sirve de algo pensando en la lucha por salvar el descenso.

Esta fue la jugada en la que Tottenham casi termina marcando un gol. | Fuente: ESPN
¿Qué opinas?