AFP

Corinthians y Chelsea se enfrentaron el 16 de diciembre del 2012 por la final del Mundial de Clubes, en la ciudad de Yokohama en Japón, en donde el atacante peruano Paolo Guerrero fue la figura.

Y es que hace dos años, Guerrero anotó de cabeza a los 69 minutos del partido tras elevarse sobre los defensas "blues" para vencer la resistencia de Peter Cech. Golazo.

Con ese gol, Corinthians se llevó la corona para Sudamérica y el "9" peruano fue catalogado de ídolo en el "Timao". 

Cabe indicar, que Guerrero fue considerado el mejor delantero del certamen brasileño y figuró dentro de los máximos goleadores.

Con contrato vigente hasta mediados de 2015, el peruano aún no define su futuro. Además de los intereses que despierta en el Brasileirao, el exdelantero del Hamburgo también evalúa ofertas de Europa.