AFP

El Barcelona ha dejado atrás las semanas convulsas que vivió tras caer en Anoeta dos días después de que su estrella, Leo Messi, y el técnico, Luis Enrique Martínez, protagonizaran un incidente en un entrenamiento confirmado el jueves por el defensa Jérémy Mathieu en una entrevista.

Xavi ha querido quitar trascendencia a las palabras de Mathieu, quien reconoció que a Messi "se le cruzaron los cables" después de que Luis Enrique no señalara una falta durante un partidillo.

"(El incidente entre Messi y el entrenador) son situaciones que pasan a lo largo de la temporada cuando eres ambicioso y vas al límite. Las palabras de Jérémy no alteran nada. No es la primera vez que pasa ni será la última. Ha pasado doscientas veces y volverá a pasar. Es bueno que pase, todos quieren ganar. El ambiente en el equipo es fantástico y por ahí vamos a tirar", ha comentado al respecto.

SOBRE ATLÉTICO

El centrocampista azulgrana también ha analizado el último duelo copero contra el Atlético y ha defendido que el equipo "adapte su juego a las circunstancias de cada partido".

En este sentido, ha defendido el fútbol de contraataque desplegado en el Calderón, aunque ha recordado que "en el noventa por ciento de los partidos no sirve porque los rivales se cierran a esperarnos atrás".

Xavi no ha querido cargar las tintas contra la dureza del Atlético -"no vi una dureza extrema, fueron jugadas puntuales, tampoco hay que exagerar", ha indicado- y no ha evitado polemizar sobre los gritos del Calderón pidiendo que su equipo hiciera más faltas a los jugadores azulgranas.

"Por mucho que yo diga, hay comités. Pero tendríamos que ponernos más duros porque son acciones que claman al cielo", ha apuntado Xavi, quien se ha mostrado sorprendido por el hecho de que el centrocampista del Atlético Arda Turan no fuera expulsado tras lanzarle la bota a un asistente: "Es una situación que no se puede permitir. Para mí es roja clara".

DEFIENDE A NEYMAR

Por otra parte, ha juzgado de "totalmente exagerada" las críticas a su compañero Neymar da Silva, a quien se le ha acusado de provocar a los rivales.

"Neymar es así, juega así, es muy hábil y lógicamente recibirá patadas del rival, pero es su juego y es muy difícil cambiarlo", ha apuntado Xavi sobre el delantero brasileño, de quien ha recordado que "está marcando diferencias en el Barcelona con solo 22 años y su futuro es inmenso".

EFE