RAYO VALLECANO
Luis Advíncula trabajó en casa | Fuente: Rayo Vallecano

A partir de esta semana, los clubes españoles podían entrenar en forma grupal (hasta 10 futbolistas), pero el plantel de Rayo Vallecano, de Luis Advíncula, no se presentó a la Ciudad Deportiva. Ellos han preferido quedarse a trabajar en casa como medida de protesta.

La plantilla de Rayo Vallecano está en desacuerdo la drástica medida que adoptó la directiva de aplicar el  ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) no solo a los jugadores y cuerpo técnico, sino también a los empleados del club para hacer frente al coronavirus. 

El ERTE permite aplicar la suspensión temporal de contrato y también reducir el sueldo hasta el 70%

Frente a esta realiadad, el plantel decidió no ir a entrenar con normalidad y hacerlo en casa mientras sigan dentro del ERTE. 

Encima, han tratado de negociar con  la directiva, pero esta no les da cara. 

"Acogerse a un ERTE con diecinueve o veinte millones de superávit es una falta de respeto", dijo hace unas semanas a EFE Paco Jémez, unas declaraciones que no sentaron bien en la cúpula de la directiva, con la que la comunicación es inexistente desde hace meses.