Abogado de Assange cree que Australia puede resolver disputa por asilo

Sin embargo, ministro australiano de Asuntos Exteriores, Bob Carr, dijo que su país no intervendría en disputa entre gobiernos de Ecuador y Reino Unido por caso Assange.

El Gobierno de Australia puede contribuir a resolver la disputa internacional entre el Reino Unido y Ecuador sobre la concesión de asilo diplomático al fundador de Wikileaks y ciudadano australiano, Julian Assange, dijo este jueves uno de los abogados del activista.

El Gobierno ecuatoriano otorgó el asilo que había solicitado Assange el 19 de junio en la Embajada de Ecuador en Londres, refugiado para evitar su extradición a Suecia, donde está acusado de delitos sexuales y teme que las autoridades de Estocolmo terminen por enviarle a Estados Unidos

Pero el Reino Unido se ha negado a permitir la salida de Assange del país alegando que es su "obligación" extraditar a Suecia al australiano, de 41 años para que allí sea juzgado.

"Los ecuatorianos cuestionan a los norteamericanos, a los suecos y a los británicos, pero es obvio que el país del que el señor Assange es ciudadano (Australia) no se ha implicado", dijo el abogado especializado en derechos humanos y miembro del equipo legal que defiende al fundador de Wikileaks, Geoffrey Robertson, al canal de televisión ABC.

"Creo es la oportunidad para Australia para implicarse por su ciudadano y ver si puede hacer cuadrar este círculo", añadió el letrado.

Después del anuncio hecho por el Gobierno ecuatoriano, el Partido Verde de Australia indicó que consideraba que la decisión de Quito de dar asiló diplomático Assange suponía ofrecerle la protección que el Gobierno de su país no le ha dado.

"Lo que el Gobierno ecuatoriano ha hecho es ofrecer a Julian Assange la protección que el Gobierno australiano no le ha dado", señaló en conferencia de prensa el senador Scott Ludlam, portavoz del Partido Verde en la Cámara Alta.

Según Ludlam, la declaración de Ecuador anunciada por el ministro ecuatoriano de Asuntos Exteriores, Ricardo Patiño, fue de forma "inequívoca y detallada condenatoria para Australia".

La declaración de Ecuador "subraya que las razones por las que el señor Assange ha dado este paso radical en primer lugar y se ha echado con buen resultado a pedir el favor de las autoridades ecuatorianas, se deben a que no ha confiado en la buena voluntad de su país o en su habilidad para defender sus derechos legales", puntualizó el senador Ludlam.

El senador del Partido Verde indicó que tras el anuncio hecho por Ecuador el Gobierno británico debía retirar a la policía de los alrededores de la embajada de Ecuador y garantizar el libre paso de Assange en un vehículo diplomático hasta el aeropuerto de Heathrow.

No intervendría en disputa

En una comparecencia en el Senado durante un pleno celebrado unas horas antes del anuncio hecho por Ecuador, el ministro australiano de Asuntos Exteriores, Bob Carr, indicó que Australia no intervendría en la disputa entre los gobiernos de Ecuador y Reino Unido a raíz de la petición de asilo solicitada Assange.

Carr dijo que "Australia no es por supuesto una de las partes de la decisión. Se trata de un asunto entre el señor Assange y los gobiernos de Ecuador y Reino Unido".

Respondió así a una pregunta sobre si el Gobierno laborista de la primera ministra, Julia Gillard, daba asistencia diplomática al fundador de Wikileaks y ciudadano australiano.

Carr añadió en respuesta a la pregunta formulada por el senador S Ludlam, que desde 2010 el Gobierno australiano ha realizado por medio de su servicio consular un total de 62 gestiones relacionadas con Assange.

"Ningún australiano ha recibido mayor atención que Assange en un espacio de tiempo similar, en término de representaciones consulares", señaló el jefe de la diplomacia australiana.

EFE