Ariadna - Morguefile

“No valoras lo que tienes hasta que lo pierdes” es una frase popular que se ajusta a muchas situaciones incluida la pérdida de visión. Es que el poder ver para las personas que podemos, es un acto que ocurre sin pensar. Basta con abrir los ojos, tener algo de luz y listo, nuestros ojos son capaces de ver el mundo.

Si supieran la cantidad de reacciones  que ocurren a cada momento en el órgano del ojo con el sistema nervioso para que ocurra la visión, se sorprenderían. Otro hecho a veces difícil de asumir es que la alimentación cumple un rol en la visión. La posibilidad de ver es muy dependiente de nutrientes.

En la retina tenemos receptores de luz que  forman un complejo entre nutrientes como la vitamina A (11-cis retinal) y opsina (glucoproteína). Este complejo se llama Rodopsina y capta la luz. Con la formación de este complejo se generan una serie de reacciones en cadena que inician la emisión de señales neuronales que se comunican con la corteza visual del cerebro, estas reacciones son dependientes del ácido graso omega 3.

Tanto la vitamina A como el omega 3 son nutrientes que cumplen además otras funciones en el cuerpo, de manera que no tener suficiente de los alimentos puede afectar la disponibilidad para alguna de las funciones.

La vitamina A la obtenemos de alimentos de origen vegetal y de origen animal, ambas eficientes para cumplir funciones en el cuerpo. Alimentos como la leche y sus derivados, el huevo, el hígado son buenas fuentes animales. Las frutas y verduras de color rojo, naranja y amarillo son fuentes vegetales de vitamina A (tomate, mango, papaya, zapallo, pimiento).

Hay diversas formas de vitamina A, por ejemplo los carotenos que son pigmentos únicamente producidos por vegetales. Estas son cada vez más estudiadas y asociadas a la prevención de enfermedades oculares por su capacidad antioxidante.

Por ejemplo la luteína, xeaxantina pueden reducir el riesgo de padecer catarata y degeneración de mácula. Se cree también que retardan el progreso de estas enfermedades una vez que se tienen. Además, la luteína puede retardar la degeneración visual en pacientes con retinitis pigmentosa (ceguera nocturna).

Efectos preventivos en la degeneración visual se han observado con ingestas suficientes de omega 3.

Alimentos ricos en luteína son brócoli, arveja, col, zuccini; otros ricos en xeaxanthina son la col, choclo, huevo, mandarina, espinaca. Alimentos ricos en omega 3 son la anchoveta, jurel, atún, salmón, algas marinas. Incluir todos estos alimentos en la dieta, ayudan a mantener la vista saludable.

Por: licenciada Sara Abu Sabbah - nutricionista

**********
Esperamos tus consultas y/o comentarios. Te agradecemos que no sean más de seis líneas.

Agradecemos indicarnos tu nombre, edad y de dónde nos escribes.

**********
Salud en RPP se emite desde Lima, Perú, de lunes a viernes desde las 10 de la mañana por los 89.7 FM ó 730 AM o en tiempo real a través de esta Web o del Facebook del programa www.facebook.com/saludrpp

*********
Salud en RPP brinda información con fines divulgatorios y de promoción de la salud. La respuesta que recibes es sólo una orientación y en ningún caso es un diagnóstico o una indicación de tratamiento. No reemplaza la consulta del médico.

Salud en RPP te recomienda visitar al profesional de la salud.
No fumes, toma agua y realiza actividad física

*********
Conducción: doctor Juan Carlos Benites, internista,  doctor Jorge Abel Salinas, pediatra y Licenciada Sara Abu - Sabbah, nutricionista.

*********
Integrantes del programa: Doctor Elmer Huerta, oncólogo, Past - President de la Sociedad Americana del Cáncer y Dr. Aníbal Anticona, pediatra e investigador.

**********
Producción: Betty Elías Corani