Foto: EFE (Referencial)

El Ejército de Colombia instalará diez árboles de navidad de grandes proporciones en las selvas y zonas montañosas en que se movilizan los guerrilleros de las FARC, como parte de la campaña “Desmovilícese, en navidad todo es posible”.

El objetivo de esta iniciativa es aprovechar la época navideña para reforzar el llamado a la desmovilización de los disidentes. La campaña llegará a nueve zonas del país.

El primero de estos árboles ya se instaló en el departamento de Meta, en el este del país, el mismo lugar en que fue abatido “El Mono Jojoy” en setiembre pasado. Se trata de un árbol de 25 metros de altura, el cual tiene aproximadamente 2.000 luces que se encienden de noche.

“La operación planeada y ejecutada desde el Fuerte Militar de La Macarena se extendió por 4 días y requirió de la utilización de dos helicópteros Black Hawk y 2.000 luces navideñas especiales que se activan con un mecanismo especial que detecta el movimiento de las personas”, informó el Ministerio de Defensa de ese país, citado por la BBC.

De acuerdo con cifras del gobierno colombiano, en 2010 se desmovilizaron 2.411 guerrilleros, en su gran mayoría de las FARC. Los desmovilizados reciben subsidios del gobierno por un tiempo y también pueden acceder a programas de formación.

En la actualidad, se estima que las guerrillas colombianas, surgidas en los años 60, tienen un poco más de 8.000 hombres y mujeres en armas.