Este lugar se caracteriza por el llamado particular de cada vaca por su nombre al ser ordeñadas. Cuenta la tradición que el dueño de la hacienda comenzó a llamar a una vaca en particular con el nombre de su esposa como quien bromeaba, hasta que la vaca comenzó a hacerle caso, y así decidió llamar a cada vaca por su nombre.

Búscanos en Facebook (Nuestra Tierra RPP) y en Twitter (@NuestraTierra)

Nuestra Tierra, orgullo que nos une!!!