Cipriani: Regalo de Evo Morales al papa expresa su falta de fe

El arzobispo Cipriani consideró de mal gusto que Evo Morales haya obsequiado al papa Francisco un crucifijo con los símbolos "de lo que fue el marxismo, un materialismo ateo".
Lima
00:00

El arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, criticó el gesto del presidente de Bolivia, Evo Morales, de regalar al papa Francisco un crucifijo tallado sobre una hoz y un martillo, símbolos representativos del comunismo.

En el programa Diálogos de Fe de RPP Noticias, dijo que fue de mal gusto que el mandatario boliviano haya obsequiado una cruz con los símbolos "de lo que fue el marxismo, un materialismo ateo".

"Tengo que decirlo con mucha claridad, una cosa totalmente equivocada lo que hace el presidente de Bolivia, porque aunque se una cosa simbólica, no es correcto que esté usando símbolos de lo que fue el marxismo, un materialismo ateo y que ahí ponga la cruz. Esos contrastes son de mal gusto", aseveró.

Afirmó que el hecho disgustó al papa pero reaccionó con discreción. "El papa dijo, claramente, no está bien, se escucha la voz del papa, no está bien, se lo dice en voz baja por corrección", detalló.

Cipriani sostuvo que Evo Morales aprovechó la situación de cercanía con el papa para expresar su falta de fe.

"Yo sí creo, que como todos, nos parece igual que al papa.  Esto no está bien. No aproveches de una situación de cariño y de cercanía para expresar tu falta de fe, porque en el fondo es lo que ha hecho", afirmó.

Como se recuerda, tras el revuelo que generó el obsequio de Morales al papa Francisco, el mismo presidente boliviano explicó que ese crucifijo es la réplica de una figura tallada por el sacerdote jesuita español Luis Espinal Camps, que fue torturado y asesinado por paramilitares en La Paz en 1980 por denunciar la violencia política en el país.

"El padre Espinal ha estado con los pobres, ha sido torturado antes de ser asesinado. Ese padre ha diseñado, ha tallado, ha hecho la cruz con la espada y la hoz. Solo estamos recuperando ese mensaje", dijo en una entrevista a la cadena CNN.

Luego, al culminar su visita a Bolivia, el papa Franciscó donó a la Virgen de Copacabana, patrona de Bolivia, las dos condecoraciones que le entregó el presidente boliviano: el Cóndor de los Andes y la distinción Luis Espinal, conocida en los medios como "crucifijo comunista".