AFP

Un operativo conjunto de la Policía y el Ejército colombiano destruyó 560 kilos de cocaína que se encontraban en cuatro laboratorios ubicados en zonas rurales del departamento de Norte de Santander (noreste).

Estos laboratorios, que podían producir seis toneladas mensuales de cocaína, pertenecían al Ejército de Liberación Nacional (ELN), según un comunicado de la Policía difundido hoy.

Además, en los alrededores del municipio de Sardinata, ubicado también en Norte de Santander, la Policía incautó 600 kilos de marihuana que eran transportadas por tierra.

En esa operación fue detenida una persona que fue puesta a disposición judicial.

EFE