Referencial/EFE

La Defensoría del Pueblo de Colombia denunció este viernes que 150 habitantes de una zona rural del municipio de Angostura, en el departamento de Antioquia (noroeste) se vieron obligados a dejar sus hogares a causa de enfrentamientos entre la Fuerza Pública y grupos armados ilegales.

Los choques armados se registraron en un lugar llamado San Alejandro, hacia donde la Defensoría del Pueblo envió una comisión humanitaria para verificar la situación.

Un censo preliminar de esta entidad estableció que por el momento son 45 las familias desplazadas por los enfrentamientos, y que de los 150 desplazados un 60% son niños y adolescentes.

Angostura está situado en el centro de Antioquia, unos 140 kilómetros al norte de Medellín, la capital departamental.

La Defensoría agregó en un comunicado que el número de desplazados puede aumentar porque en San Antonio viven cerca de 460 personas y que entregará ayudas de emergencia a las familias afectadas, consistentes en alimentos y material de higiene personal.

La entidad no identificó al grupo armado ilegal involucrado en estos combates y recordó que la última alteración del orden público en el municipio de Angostura ocurrió en septiembre del año pasado cuando dos policías fueron heridos en un ataque de la guerrilla.

EFE