Referencial

Karl Ley, un artificiero militar de 30 años, fue condecorado hoy con la "George Medal", una de las mayores distinciones militares que concede la corona británica, por desactivar 139 bombas durante su tiempo de servicio en Afganistán.

El Ministerio de Defensa informó de que esta cifra convierte a Ley en el militar que más bombas ha desactivado en la historia de las fuerzas armadas británicas, doblando el número de artefactos explosivos neutralizados por los mejores especialistas.

El príncipe Carlos entregó la medalla al militar en una ceremonia en el palacio de Buckingham, en la que destacó "la determinación, la astucia y la increíble valentía" demostradas por Ley.

Según el Ministerio de Defensa, este oficial casado y con tres hijos, llegó a desactivar un total de 42 artefactos de la insurgencia talibán en el plazo de 72 horas, y en ocasiones tuvo que hacer su trabajo en medio del fuego de mortero del enemigo.

Siete de los compañeros de Ley, miembros como él de la Fuerza de Desactivación de Artefactos Explosivos, murieron durante los seis meses de su misión en la sureña provincia de Helmand.

Ley declaró que sólo hacía su trabajo y que "si el sargento Schmid, un buen amigo mío, hubiera seguido vivo, habría superado mi marca; desgraciadamente murió durante la misión". EFE