Cuando estamos en una relación amorosa, cada uno debe ser libre de escoger lo que quiere hacer. En una relación no debe existir el "pedir permiso" ya que él/ella están ahí para compartir momentos juntos, no para depender del otro.

Algunas veces, uno debe ceder porque no siempre van a estar de acuerdo. Lo ideal es que ambos cedan en distintas ocasiones para que los dos estén contentos.